Sobre la situación de una familia entera que se quedó sin trabajo.

A continuación transcribo el correo enviado a la administración del edificio donde vivo, la idea es reseñar un poco la situación y actualizar esta “cruzada” por así decirlo, donde con el tiempo veremos si las buenas intenciones echan por tierra la falta de humanidad de algunos.

Estimados vecinos, lo que transcribo a continuación es el correo que enviara con fecha 3 de noviembre a la administración del edificio. Les pido, si pueden, lo lean, lo evalúen y saquen sus propias conclusiones. Ante situaciones injustas lo peor que se puede ser es indiferente.

Para: administración del edificio

Asunto: Consulta

Fecha: 3 de noviembre de 2015.

Estimados,

Les escribo para transmitirles una preocupación personal, que por lo que he podido conversar con otros inquilinos/propietarios, es compartida por la gran mayoría, sino todos.

La situación con la portería es un tema que nos atañe y nos preocupa.

Nos atañe porque básicamente son quienes controlan, por así decirlo, la seguridad del edificio; en los tiempos que corren esto es un elemento primordial para la tranquilidad de todos nosotros, así como de ustedes por ser quienes designan a la empresa que brinda el servicio.

Esta empresa, de la cual desconocemos quiénes son, está llevando a cabo un reemplazo total del personal que a la fecha desempeña las funciones de portería y vigilancia en el edificio, las cuales han sido llevadas a cabo con total diligencia, responsabilidad, discreción y buen modo desde sus comienzos.

¿Qué es lo que motiva este cambio?

Aquí hay tres posibilidades:

1) Que la tarea no haya sido cumplida de forma satisfactoria: evidentemente, si no existen quejas de parte de los ocupantes de los apartamentos, francamente esta opción está fuera de discusión.

2) Que se hayan cometido faltas graves por parte del personal: a la vez que ellos manifiestan no haber recibido sanción o comunicación alguna donde se los acuse de este tipo de faltas, y siendo que los ocupantes del edificio tampoco han manifestado disconformidad, esta opción vuelve a estar fuera del tapete.

3) Que se busque una disminución de los costos por parte de la empresa contratante: ante la falta de información de los puntos anteriores, llego a esta opción como la definitiva; quizás estoy errado en mi razonamiento, pero la falta de pruebas de lo contrario no me deja mas alternativa.

Aquí me gustaría decirles por qué me (o nos) preocupa.

Me preocupa porque sobre todas las cosas, estamos hablando de una familia entera que está trabajando en el edificio, una familia que depende de este ingreso para vivir, una familia que evidentemente lo único que quieren es trabajar, donde la hija más chica se encuentra cursando estudios, donde su hijo tiene que hacer malabares con sus padres para poder asistir a las prácticas del cuadro de fútbol, combinándolo con los horarios de trabajo, una familia entera que se vino desde Tacuarembó buscando un mejor pasar y se ven en esta situación solamente por el afán de lucro de una empresa.

¿Cómo se pueden tomar estas decisiones sin poner en la balanza esta situación? qué clase de grupo social somos si permitimos que por dinero se deje a una familia en la calle?

Obviamente esto no es nuevo, esta familia tuvo que trabajar siete días sin puerta en pleno invierno, repito: sin puerta! esto que parece una falta de humanidad propia del siglo XIX lo sufrió esta familia sin quejarse todos los días mientras por la puerta entraba viento, frío y lluvia. Les pido que un día cualquiera de lluvia, prueben sentarse con la ventana abierta a mirar la nada misma toda la noche y después me cuentan cómo se sintieron. Esa misma familia que desde que pasó por todo esto, ahora son despedidos u obligados a renunciar (cosa que de cualquier punto de vista es totalmente ilegal) sin motivo válido.

Esto indigna, molesta y sobre todo deja muy mal parados a la administración y a la empresa que se encarga de este tema.

Quiero que quede claro que no estoy de acuerdo con lo que están haciendo, tanto ustedes por ser la administración, como esta empresa y sus prácticas bastante reñidas con la moral.

También los pongo sobre aviso que voy a repartir copias de este correo por todos los apartamentos, con el fin de que cada uno esté enterado de lo que esté pasando y  pueda reflexionar y manifestar su opinión.

A su vez, si esta situación no se revierte, voy a hacer todo lo posible para que en primera instancia se restituya a la familia a su trabajo, o por el contrario se deje de utilizar a esta empresa y por transitiva a ustedes como administradores, ya que no considero que los valores egoístas que sus acciones profesan estén en sintonía con los míos.

De más está decir que ustedes están al tanto de la situación, hoy mi pareja llamó y le dijeron que no sabían nada, solo que habían suspendido a la Sra. Carmen, cuando su hijo hoy tuvo que presentarse a que le comunicaran su despido, y más teniendo en cuenta que un vecino llamó anteriormente y le dijeron que se debía a una falta grave por parte del personal, le hablaron del uniforme, de que llamaban y la persona no estaba en su puesto de trabajo. Entonces: ¿cómo es? ¿Saben o no saben? esto lo único que hace es confundir y suponer segundas intenciones.

Les pido nos aclaren qué es lo que está pasando, ya que en definitiva somos nosotros los que deberíamos evaluar o no la conveniencia del servicio, en definitiva somos quienes pagamos.

Quedo a la espera de sus comentarios.

Saludos,

Sobre la nota “llanto uruguayo: la teoría del “despojo” ocultó el pobrísimo fútbol celeste”

Estimado Ignacio,

Luego de leer el artículo del asunto del presente mail que escribiste para el Observador, me permito realizarte algunos comentarios:
En primer lugar, y bajo el supuesto que haya visto el cotejo, es inconcebible que desconozcas la implicancia que la expulsión de Edinson Cavani tuvo en el desarrollo del juego.
Hasta el momento que se da el hecho, la selección Chilena había tenido muy pocas chances claras de gol, de hecho el papel de Fernando Muslera había sido irrelevante. A su vez, Oscar Tabárez había enviado al campo a Abel Hernández, con el propósito de acompañar a Cavani en ofensiva; restándole aún dos cambios por realizar, la idea fue cambiar el panorama ofensivo, adelantando al equipo por izquierda con Rodríguez y por derecha con Sánchez; claro que la expulsión de Cavani por doble amarilla cambia radicalmente el panorama. Si en el plantel el DT tiene dos mega estrellas del fútbol mundial, y ante la ausencia de la primera (por una injusticia de la FIFA) se suma la expulsión de Cavani, el panorama se hace cuesta arriba.
Claro que leí que opinas que la expulsión fue correcta, en mi opinión si la primer tarjeta amarilla que recibe el jugador deriva de una airada protesta con el juez de línea, las constantes protestas de Alexis Sánchez en términos mas o menos similares a las de Cavani, tanto en tono como en forma, merecieron por lo menos alguna amonestación. La dualidad de criterio de Sandro Ricci fue evidente, y siempre en perjuicio de Uruguay, igual no te considero dentro de la “cantarola”.
¿Cómo podés juzgar la falta de actitud ofensiva del equipo, ante la falta de tus dos principales delanteros? O acaso creés que la selección chilena sin Sánchez y sin Valdivia tendría un fútbol tan atildado y ofensivo? aunque repito que con ellos en cancha igualmente el partido estaba completamente controlado.
Aunque coincidimos en que las últimas gestas de la Celeste fueron “milagrosas”, no comparto el motivo que esgrimes, asumís que jugando poco mas que “de punta y pa’ arriba” Uruguay salió cuarto en un mundial, campeón de la copa América 2011, clasificó al mundial de Brasil 2014 (cuando muchos de tus colegas imploraban por un cambio de DT), elimina a Inglaterra y a Italia de la copa del mundo, repito por las dudas que no quede claro: INGLATERRA e ITALIA. +
Ni voy a mencionar los logros en juveniles, aunque algunos los tilden de “fracasos”, obviamente hablando desde el desconocimiento.
El problema, estimado Ignacio, es que de un fútbol tan mediocre, amateur, pobre, farandulero por momentos como es el fútbol Uruguayo, existan periodistas que crean que la selección debería jugar como juega Argentina, Brasil, Chile, Barcelona o por lo menos Perú.
Aquí, en nuestro país, por si no sabías, los juveniles juegan en canchas que poco mas son potreros, donde la pelota no corre por los desniveles, donde los jugadores se lesionan tobillos y rodillas por lo inadecuado del campo, y un sinfín de falencias más que, quien no haya ido nunca a un complejo de juveniles, poco puede saber del tema. No te culpo, el 90% de los Uruguayos no tiene idea lo que es una formativa de un club, lo que es tener que ir a jugar al Estadio Parque Maracaná, con la hinchada de Sportivo Cerrito detrás del arco, y cuando el golero va a buscar la pelota a esa zona lo escupen, lo orinan y lo insultan. Ni menciono los salarios, las condiciones de trabajo, la poca perspectiva a futuro.
El milagro es que tengamos una selección que se haya ganado el respeto del mundo entero, donde los problemas disciplinarios pasaron a ser un mal recuerdo de épocas pasadas, donde se gana, se pierde o se empata pero siempre dejando el alma en la cancha… porque eso Ignacio, es la esencia del Uruguay, la rebelión ante los mas fuertes, el siempre querer y algunas veces poder.
Esta misma selección mantiene un patrón de juego definido (que tan poco te gusta), cuando el equipo entra a la cancha, no importa quien está enfrente, siempre pensamos en ganar. Habría que preguntarle a los jugadores e hinchas de selecciones no top 10, si piensan igual que nosotros o, si por el contrario, se conforman haciéndole un gol a Argentina (aunque reciban 5 en contra) o sacándose una foto con Messi al final del partido.
Este mismo patrón de juego, fue el que nos permitió los logros que antes mencioné, que nos sitúa en los primeros lugares del ranking FIFA, y que hace que un mega estrella, millonario como Luis Suárez, se recupere en tiempo récord de una operación que dejaría afuera a cualquier pseudo-astro del fútbol mundial, y que vuelva a tiempo para dejar la vida en la cancha y dejar afuera de un mundial a los siempre bien ponderados Ingleses.
En cuanto al estilo de juego tu frase fue: “Yo quiero un equipo que defienda con el alma, sí, pero que se anime a jugar más. Y que asuma sus propios errores, antes de criticar los de los demás”, ¿acaso crees que la selección sale a “no jugar”? que Tabárez les pide que se la saquen de arriba? yo creo que no, yo creo que juzgar con las cartas vistas es dar cátedra sobre hechos pasados, sin pensar que los partidos se planifican de antemano, pero cuando uno entra a un campo de juego y tiene 90 minutos para no perder, el paradigma cambia y el equipo se adapta a las circunstancias y no viceversa.
Me tomé el tiempo de escribir este correo, aunque nada tiene que ver con mi profesión, soy un apasionado del fútbol y considero que un análisis objetivo de la situación del país en los últimos 30 años, de la situación actual del fútbol uruguayo a nivel campo y a nivel dirigencial, y un análisis de nuestros rivales, de su poderío económico, de su influencia en el mundo fútbol (por ende en la FIFA) arroja que con lo que tenemos, hemos obtenido cuantitativamente y cualitativamente más gloria que el resto del continente junto.
Por último, que los árbitros son seres humanos y se equivocan es algo que no está en discusión, la transparencia de los jueces y de quienes los designan, les pagan el sueldo y son en definitiva sus jefes está lejos de ser algo transparente, mas bien tiene olor a rancio y cada vez se pudre mas. ¿no será natural desconfiar de esta gente?
Saludos,
Santiago
 http://www.referi.uy/llanto-uruguayo-la-teoria-del-despojo-oculto-el-pobrisimo-futbol-celeste-n656001